Recetas navideñas: Icebox cookies con «Entre Harinas»

Estos días de vacaciones es el momento ideal para olvidarse de todo, descansar y disfrutar de los que queremos, hemos pensado en vosotros y esperamos que tengáis espacio para unas recetas caseras 🙂

En el blog, hemos reunido 4 ladies, reposteras o suficiente amantes de todo lo bueno para daros ganas de crear unas recetas en familia. Os voy a ser sincera, si pasáis por mi casa, veréis más a mi marido en la cocina que yo! jooooo! pero yo soy «une gourmande née» no puedo resistir a cualquier dulce o receta con buena pinta. ¿ Lo hacemos juntos?

Hoy quería empezar por Sonia, repostera artesana y fotógrafa culinaria. La conocí cuando buscaba unos dulces muy especiales para una mama exigente con una lista de deseos larga, menos azúcar, sin gluten… Sonia sabía precisamente qué ofrecernos.

La cocina es el punto neurológico de su casa. «Me relaja y desconecta del mundo. Allí nacen mis mejores ideas, mis mejores platos y también mis mejores fotos». Y allí nació su blog. Os invito a verlo. Todo es precioso, a mi me da ganas de probar todo! ¿ A vosotros también? 

¿Listos?

Icebox cookies de Navidad (para unas 25 galletas)

Lo que necesitáis:

. 230 g de mantequilla a temperatura ambiente (que se pueda batir)

. 150 g de azúcar glas

. la ralladura de piel de una naranja

. 2 g de sal

. 260 g de harina

. 80 g de arándanos deshidratados y troceados

Y ahora, Sonia os cuenta sus secretos:

  1. En la amasadora batimos con las varillas la mantequilla, el azúcar, la naranja y la sal que quede suave y esponjoso
  2. Añadimos la harina junto a los arándanos y mezclamos hasta que obtengamos una masa. Es importante que no sobre mezclemos. Sólo con un poco basta.
  3. Dividimos la masa en dos partes. Y ponemos cada una de ellas sobre un papel de hornear.
  4. Con la ayuda del papel de hornear y las manos le damos forma de salchichón a cada parte de la masa de unos cm de diámetro.
  5. Envolvemos con el mismo papel de hornear y dejamos enfriar en la nevera un par de horas. También lo podemos congelar.
  6. Con la ayuda de un cuchillo, hacemos rodajas de un dedo de grueso. Como la base se habrá aplanado, les damos un poco de forma redonda.
  7. Horneamos a 160º durante 15-20 minutos. Hasta que los bordes estén ligeramente dorados.
  8.  Dejamos enfriar 5 minutos sobre la misma bandeja del horno. Y después sobre una rejilla.

¡ Y a disfrutar !

Espero que os ha gustado. Yo voy a probarlo ya! Y sin la ayuda de mi marido jajaja

 

 

 

 

 

 

Compartir con ...


No hay Comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.